Home / ACTUALIDAD / ¿Por qué a los seguidores de Don Bosco se les llama “salesianos”?

¿Por qué a los seguidores de Don Bosco se les llama “salesianos”?

Generalmente a los devotos de algún santo se les llama por un calificativo relacionado a su fundador, por ejemplo, a los seguidores de San Francisco se les dice “franciscanos”, los seguidores de san Juan Eudes se les llama “eudistas”. Entonces: ¿por qué a los seguidores de Don Bosco se les llama “salesianos”? Descubramos juntos la razón.

Cada 31 de enero celebramos la Fiesta de Don Bosco, nuestra Iglesia es enriquecida por la gran familia salesiana y la hermosa labor que realizan. La razón por la cual se llaman “salesianos” a los seguidores de Don Bosco es por la influencia de San Francisco de Sales en la vida de su fundador. Don Bosco, llamado “Santo de la Juventud”, fue un sacerdote entregado a la causa de los jóvenes, pensaba que la educación y la alegría podían hacer mucho bien al mundo. Es precisamente por esta razón que San Francisco de Sales fue el modelo de Don Bosco,  para su vida y apostolado, desde tempranas etapas. Don Bosco admiraba en San Francisco de Sales, su paciencia, su bondad, su celo por las almas y su empeño por la castidad.

En el año 1854, Don Bosco inauguró su primer oratorio, y lo llamó “Oratorio de San Francisco de Sales”, pues estaría bajo la protección de San Francisco de Sales y tendría el fin de mostrar que la base de la congregación deben ser la caridad y la dulzura, virtudes características de este santo. Luego, en 1859, Don Bosco formó la “Pía Sociedad de San Francisco de Sales”, cuyos miembros son conocidos ahora como “salesianos de Don Bosco” o “salesianos”, para la educación de los jóvenes. Esta sociedad o congregación ha tenido por finalidad “la santificación de los socios, la gloria de Dios y la salvación de las almas” especialmente de los más necesitados de instrucción y educación [1].

En síntesis, los “salesianos” se les llama así por la influencia, modelo y patronazgo de san Francisco de Sales en todo lo que Don Bosco impulsó y ahora se sigue llevando adelante.

San Juan Bosco, san Francisco de Sales, ruegen por nosotros. 

 

Escrito por: Karla Estrada Navarro

About @canaldecristord

Check Also

El enojo daña tu corazón

¿Cómo el enojo daña tu corazón? Tener mal carácter no solo daña tu popularidad. También …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *